6 de febrero de 2013

Gente Imbecil Sentimentalmente | La historia de una maltratada (I)

Esta es la historia de una dama, rubia, no muy alta, pero si muy aclamada.
Fue deseada y querida por todos sus amigos, todos rechazados por ella, excepto uno. Este ser aceptado por la dama, parecía el más idóneo para ella pero en realidad solo ocultaba un futuro lleno de golpes.

Esta dama rechazó dos personajes antes de aceptar al tercero y aun el paso del tiempo, uno de los rechazados la seguía queriendo hasta que apareció otra damisela en su vida. El otro de sus pretendientes superó esa atracción al poco tiempo, aunque continuó estando en su círculo de amistades, por un tiempo.

Como se puede leer más arriba, en un principio, la relación parecía ideal y feliz. Según pasaba el tiempo esta apariencia se iba desvaneciendo poco a poco, según el afán de control de su amado aumentaban.
El tiempo pasaba y la cosa empeoraba, cada vez que estaba con otro hombre que no fuese él, su furía despertaba y sus celos le enloquecían. Cuando el desaparecía mientras ella se esparcía con sus amistades, él en cuanto podia se acercaba a ella, pero la alejaba de ellos.
Esto, poco a poco se fue acrecentando hasta el punto de acordar no salir el uno sin el otro, solo si el otro miembro de la idílica pareja estaba, podría salir de esparcimiento con sus amistades. Claro, esto solo traía un beneficiado, ya que mientras ella tenía posibilidad de salir casi a dirario, el sufría frecuentes restricciones para quedar con estas amistades.
Al poco tiempo de ''firmar'' el acuerdo, este se rompió, pero cada vez que ella quedaba con su círculo de amistades masculinas, él, pese a cualquier restricción que se le opusiese, aparecía a los pocos minutos de enterarse donde se encontraba con el fin de apartarla de estos, llegando incluso a la violencia contra los mismos.

Este comportamiento, en algún momento, iluminó la poca inteligencia de ambos miembros que vieron lo destructiva que era su relación, la cual rompieron en algunos momentos pero a los pocos días, volvieron a retomar. Acabando en un bucle infinito del cual eran testigos ciertos personajes expresados más arriba, como por ejemplo uno del que hablaremos en proximas entradas.

KB69



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada